lunes, 12 de noviembre de 2007

ROPA Y TENDENCIAS


CULTURA UNDERGROUND EN BARRIO NORTE: GALERIA BOND STREET

Al lugar se acerca gente de todo tipo y de todas las edades. Y en esto coinciden gran parte de los vendedores de la popular Galería Bond Street. Ubicada en pleno Barrio Norte, ofrece tanto locales de tatuajes como dispositivos para fumar. Desde disquerías y tiendas de skate hasta una casa de armas y una peluquería.

En sus tres plantas se observan cientos de jóvenes que van desde los 15 hasta los 35 años recorriendo los diferentes negocios que, si bien cada uno ofrece su estilo propio, tienen cierta homogeneidad entre sí. “Es el punto de reunión y la cuna de la parte profesional de todas las tribus urbanas”, explica Cray, dueño de Gff Studio. Se puede encontrar de todo y para todos. En pocos metros conviven punks, skaters, darks, metaleros y hip-hoperos.

Quienes acuden en grandes cantidades a la galería son los turistas, a pesar de que no está incluida en ningún paseo establecido por ninguna agencia de viajes. “La gente que viene de afuera se encuentra con dos cosas claves: buena calidad y buen precio. Puntualmente con el tatuaje, que es lo que yo hago, en otras partes del mundo es muy caro porque es considerado como arte y acá con el cambio de moneda, no les cuesta casi nada”, señala el creador de American Tatoo, Mariano Antonio, que tuvo la oportunidad de plasmar sus dibujos en celebridades como Diego Maradona, Marcelo Tinelli, Andrés Calamaro y Cacho Castaña.

Uno de los locales más controversiales es Soldado de Fortuna, que tiene 20 años de antigüedad y se encargade vender elementos relacionados con la milicia. Quizás resulte impresionante que la manija de la puerta de entrada sea un cuchillo y en la vidriera se pueda leer: “Únase al ejército. Visite lugares exóticos, conozca gente inusual… y mátelos”. Más aún cuando nadie del negocio aceptó hablar con BUEn DESTINO.

Es prácticamente imposible que una persona que tenga menos de 30 años y viva en la ciudad de Buenos Aires, no haya ido alguna vez o sepa de la existencia de este lugar. A pesar de que ninguno de los entrevistados sepa el origen de su nombre y hayan pasado variados negocios a lo largo de sus más de dos décadas de existencia (una fiambrería funcionó en el subsuelo), la Galería Bond Street es un programa ineludible e inolvidable.

En esta época vandalismo que una tienda de ropa se llame Barrabrava causa gran impacto y sobre todo cuando en sus remeras hay frases como: “No incitamos la violencia… solo sucede” o “Fútbol terrorista”. Martín Lapadú, creador de la marca comenta que la idea de la empresa surgió porque “el término ‘barrabrava’ es impagable, aunque es complicado imponer algo con un título tan fuerte. Además no creo que alguien salga a romper todo porque una prenda diga “el fubol me vuelve loco”.

¿Dónde vestirse a la moda en Buenos Aires?

Palermo Soho, actual centro de la cultura fashion, ofrece variedad en diseño y un ambiente alternativo al de los shoppings convencionales.

Si hay un lugar con un estilo propio en Buenos Aires capaz de captar la atención de cualquier persona, sea turista o no, es la zona del barrio de Palermo denominada “Palermo Soho”. Este lugar tiene como característica principal ser uno de los más fashion en cuanto a ropa, con casas de diseños exclusivos de prestigiosas marcas como Caro Cuore, Puma, Akiabara y demás negocios vinculados a la moda.

La zona que hace la diferencia con respecto a los negocios de marca es la plaza Julio Cortázar (más conocida como Plaza Serrano), en la intersección de Serrano y Honduras, es el epicentro donde se concentra una gran feria con prendas de diferentes estilos: moderno, retro y hippie.

Lo más llamativo que se puede apreciar del lugar es la abundancia de percheros y puestos que forman laberintos interminables en la plaza de forma circular. La tendencia de la feria siempre da a crecer. Por tal motivo, en bares como Macondo, Brujas, Madagascar o Tazz, uno de los más concurridos, sacan las mesas y sillas y se llena de gente en busca de novedosas alternativas en cuanto a ropa realizada por diseñadores independientes (en su mayoría jóvenes).